SUSCRÍBETE
AL BOLETÍN
circulo 

Aumento en energéticos afectará a todos los mexicanos

Aumento en energéticos afectará a todos los mexicanos

Julio comenzó con aumentos en los precios finales de la gasolina y en las tarifas de la energía eléctrica. Estos incrementos se deben a que los precios de referencia y de importaciones en estos combustibles a nivel internacional aumentaron.

La primer instancia para entender los aumentos son los precios de referencia y la especulación. En abril, el precio de la gasolina Magna tenía un costo de 13.16 pesos por litro, ahora, en julio, costará 13.40. Mientras, la Premium pasó de 13.95 a 14.37 por litro. Constituyen entre el 30 y 35% del precio final al consumidor.

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) utiliza cuatro tipos de combustibles para producir electricidad: carbón, combustóleo, gas natural y diesel. El incremento de los precios de estos commodities, en especial del gas natural, y la dependencia de México en su importación aumentan los precios finales y tampoco se prevé que esta tendencia se revierta en este año.

La CFE, recalcó que no subirán las tarifas de uso doméstico de bajo consumo. No obstante, el sector industrial es el mayor consumidor de energía eléctrica, ya que ocupa el 60% del total que se produce en el país, según datos de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra).

El gas natural es el principal energético que usa la CFE para producir electricidad. En marzo de este año, empleó poco más de 3.0 millones de metros cúbicos de gas natural, según datos de la Secretaría de Energía (Sener).

La CFE dijo en un comunicado que el precio del gas natural que le compra a Pemex aumentó 18 por ciento en junio, mientras que el combustóleo subió 8.4%.

El gas natural importado de Estados Unidos tuvo también incrementos en su precio, pero menores al que se produce a nivel nacional. Sin embargo, aún no existe la suficiente infraestructura para traer más combustible al país desde el vecino del Norte.

En este año, el costo de la gasolina en México está determinado por los precios de referencia de Estados Unidos, el margen de venta, el Impuesto Especial a Productos y Servicios (IEPS) y a otros conceptos fijados por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

El precio de los combustibles también está fijado por una banda de flotación, en la que la Magna no debería costar menos de 13.16 pesos ni más de 13.98 y la Premium debería fluctuar entre 13.95 y 14.81 pesos.

De enero a mayo de este año, Hacienda ha recaudado más de 116,000 millones de pesos por el IEPS a gasolinas, 17.6 % más que en el mismo periodo del año pasado. Con los precios actuales, la recaudación del IEPS a estos combustibles podría cerrar el año entre 200,000 a 240,000 millones de pesos.