SUSCRÍBETE
AL BOLETÍN
circulo 

¿Tu negocio es rentable? Elabora un presupuesto de proyecciones

Elaborar un presupuesto

Predecir la rentabilidad y el éxito de un nuevo negocio es fácil si previamente se elabora un buen presupuesto con proyecciones de ingresos, costos, ganancias  y pérdidas a futuro. Buena parte de los fracasos en los nuevos modelos de negocio se debe a una falta de análisis financiero.

Si estás emprendiendo un nuevo negocio o ya tienes uno y quieres asegurar su rentabilidad, aquí te explicamos las bases para elaborar un buen presupuesto financiero que te ayudará a llevar unas finanzas sanas:

 

 

¿Qué debe contener un presupuesto?

Sea sencillo o complejo, en un presupuesto no puede faltar:

– La prospección de ingresos

– Costos estimados para conseguir esos ingresos

– Ganancias/Pérdidas

– Asignación de Recursos

– Capital actual y real

¿Qué tipo de proyecciones debe contener?

Las proyecciones son predicciones de escenarios financieros en un tiempo futuro determinado y sirven para preveer altibajos en los recursos de tu negocio.  Existen tres tipos de proyecciones que son esenciales para realizar un presupuesto:

– Proyección de ingresos

Aquí se identifican los factores de la demanda de tu producto o servicio y  se contemplan diferentes escenarios. Se incluyen:

  • Ingresos esperados: se refiere al importe previsto de dinero que la empresa va a obtener de las ventas, servicios y flujos de ingresos adicionales, antes de ser dividido en pagos, salarios, indemnizaciones y gastos de comercialización

  • Ingresos Proyectados: es la cantidad generada por la empresa después de realizar todas las deducciones.

  • Planificación financiera que conjunte los dos tipos de ingresos.

Es recomendable realizar una investigación para conocer la oportunidad de venta, el mercado meta, la competencia y precios de referencia.

– Proyección de costos

Esta etapa pronostica cuánto será necesario gastar para que las ventas alcancen su meta, es decir, la proyección de ventas, la cual establece metas a corto, mediano y largo plazo, considerando:

  • Costo de la producción del producto o servicio

  • El costo de la comercialización, distribución o entrega

  • Las inversiones en mercadotecnia para mejorar la comunicación del producto o servicio y darle más alcance

  • La operación y administración.

Es necesario plantear diferentes escenarios de mercado en donde se involucre al producto o servicio para identificar los factores macro y microeconómicos que pudieran incidir en una variación en el precio o la demanda de nuestros productos o servicios.

– Proyección de ganancias y pérdidas

En este apartado, además de los estados financieros en donde se involucren las pérdidas y ganancias, es necesario :

  • Hacer un plan de gastos fijos, los cuales se establezcan y repartan por mes, así será más fácil su administración.

  • Conocer los gastos variables, considerados como cualquier gasto que no tiene una tasa establecida por mes; sin embargo, estos también son considerados como pérdida. Se puede sacar un promedio de los gastos variables del año pasado o pronosticarlos si se es un negocio nuevo.

  • Estar preparado para las nuevas tendencias y tener un plan de negocio que permita la versatilidad de los cambios.

  • Considerar circunstancias atenuantes como accidentes, multas, imprevistos para no perder de vista el presupuesto real

Con la elaboración de un presupuesto, te será fácil saber tus áreas de oportunidad para futuras inversiones, los tiempos y ritmos de crecimiento de tu empresa.

Si tienes dudas, consulta a un asesor de negocios–>  http://ruizripoll.com/contacto.html

(Con información del Instituto Nacional del Emprendedor)