SUSCRÍBETE
AL BOLETÍN
circulo 

Desmienten creación de nuevo impuesto a gasolinas

Hacienda desmiente la información que ha salido publicada en algunos medios sobre el IEPS a gasolinas.El subsecretario de Ingresos en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Miguel Messmacher, detalló como errónea la noticia difundida sobre la creación de un nuevo Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS) a las gasolinas en la ley de Ingresos de la Federación del 2016.

“La Iniciativa de la LIF del 2016 no está proponiendo que en ningún momento haya un aumento en el precio de los combustibles; la información que ha salido publicada en algunos medios es completamente falsa”, enfatizó.

En lo que fuera la primera reunión de trabajo de las Comisiones Unidas de Hacienda y Crédito Público, y de Estudios Legislativos del Senado de la República, el subsecretario indicó que también es falso el que se esté proponiendo un nuevo impuesto, ya que “el IEPS a gasolinas tiene mucho tiempo de existir”.

Miguel Messmacher detalló ante los Senadores que lo que se propuso es que el precio de los combustibles se muevan de un IEPS variable a uno fijo donde este último se establezca para que sea completamente igual al promedio estimado en el 2015.

“El IEPS a las gasolinas ya se aplicaba, el incremento de 4 pesos que supuestamente se aprobó en diputados es falso. No se propone en ningún momento incrementos con respecto a lo que se está observando en la actualidad, ni tampoco un impuesto adicional”, aseguró Messmacher.

Los dictámenes que aprobó la Comisión de Hacienda y Crédito Público en la Cámara de Diputados en el cual no se realizó ninguna modificación a la propuesta del Ejecutivo, establecen para combustibles fósiles una cuota a la gasolina menor a 92 octanos de 4.16 pesos por litro.

Para la gasolina mayor o igual a 92 octanos la cuota será de 3.52 pesos por litro; para el diésel de 4.58 pesos por litro y para los combustibles no fósiles de 3.52 pesos por litro; rangos que no significan un aumento en los precios que aplicarán en el 2016.

Estas estimaciones lo que reflejan, añadió, es la recaudación del impuesto que estamos observando este año en promedio, “no implica el establecimiento de un nuevo impuesto o de un impuesto adicional, es el gravamen promedio que se observó en el 2015”.

Messmacher insistió, que lo propuesto es que como parte de un proceso de liberalización que ya está establecido en la reforma energética, es que México termine con un mercado abierto del precio de los combustibles en el 2018.

Luis Videgaray, secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP), precisó en un comunicado que los precios de las gasolinas y el diésel, no se modificarán en adelante y hasta el 31 de diciembre de 2015. Es incluso probable que los precios de las gasolinas y el diésel se reduzcan al inicio del año de acuerdo al comportamiento de los precios internacionales de dichos combustibles.

“Lo que se está proponiendo es que nos vayamos moviendo gradualmente a un mercado liberalizado adoptando un esquema al que ya se observa en otros países del mundo para los precios de los combustibles; pasar de un impuesto variable a uno fijo y basados en precios de referencia internacional”, concluyó Messmacher.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *