SUSCRÍBETE
AL BOLETÍN
circulo 

Estímulos fiscales a empresas que contraten adultos mayores y personas con discapacidad

Contratar personas mayores y discapacitadas A través del SAT, la Secretaría de Hacienda mejora las oportunidades de empleo en México al promover una serie de estímulos fiscales para todas las empresas o patrones que contraten e incluyan dentro de su nómina a personas de edad avanzada o con capacidades diferentes.

Estos estímulos están estipulados en el artículo 186 de la Ley del Impuesto Sobre la Renta y el artículo 1.5 del Decreto del 26 de diciembre de 2013. A continuación te explicamos en qué consisten y te decimos cuáles son los requisitos y restricciones para aplicarlos:

 

¿Cuáles son los estímulos fiscales aplicables?

  • Deducción al 100% del ISR retenido

Se pueden deducir de los ingresos un monto equivalente al 100% del ISR retenido y enterado de las siguientes personas con discapacidad:

– Motriz que para superarla requieran  usar permanentemente: Prótesis, muletas o Sillas de ruedas.

– Mental, auditiva, o de lenguaje en un 80% o más

– Invidentes.

Requisitos para aplicar este estímulo:

– Inscribir a los trabajadores en el IMSS y determinar cuotas obrero patronales

– Obtener el certificado de discapacidad del trabajador expedido por el IMSS con el grado de discapacidad.

  • Deducción adicional de 25% del salario efectivamente pagado

Este estímulo consiste en deducir de los ingresos acumulables un monto equivalente al 25% del salario que sirvió de base para calcular las retenciones del ISR.

Es aplicable cuando se pague a las siguientes personas:

– De 65 años o más.

– Con discapacidad motriz , que para superarla requieran usar permanentemente: Prótesis, muletas, sillas de ruedas.

– Con discapacidad mental, auditiva o de lenguaje en un 80%  ó  más, e

– Invidentes.

Requisitos para aplicar este estímulo:

– Cumplir con las obligaciones del artículo 15 de la Ley del Seguro Social

– Obtener certificado de discapacidad del trabajador expedido por el IMSS

– Retener y enterar el ISR

– El uso de instalaciones para personas con capacidades diferentes .

Restricciones:

Quienes apliquen al estímulo de   NO podrán aplicar el estímulo fiscal de la deducción adicional de 25% del salario efectivamente pagado a las personas con discapacidad y adultos mayores.

Estas medidas son estímulos para que la sociedad, principalmente en el sector laboral, se vuelvan inclusiva para mejorar la calidad de vida de las personas.