SUSCRÍBETE
AL BOLETÍN
circulo 

Alza de gasolinas y luz afecta a la inflación y a usuarios

 Expertos  especulan  que esta no será la única vez en el año en que habrá un alza en estos insumos.

El precio de las gasolinas y el costo de la luz estarán en alza y pegará directamente al bolsillo de los mexicanos en la primera quincena de julio. Aunque el aumento a la luz tendrá un efecto limitada, la expectativa es que este no será la única vez en el año en que seguramente subirán estos insumos vitales, se esperan ajustes en los meses próximos, según señalan los especialistas en finanzas.

El alza de 24 centavos en la gasolina Magna (13.40 pesos por litro) y de 34 centavos en la Premium (14.37 pesos) que anunció la Secretaría de Hacienda la semana pasada, implicará un aumento de 0.1 puntos porcentuales en la inflación a tasa anual que se verán tangibles en este mes.

En ese sentido, afectando directamente la inflación, se ubicaría en 2.75%. Sin embargo, el dato se ubica dentro del objetivo del Banco de México de 3% +/- un punto porcentual.

Tanto analistas como el Banco de México esperan que los precios al consumidor aceleren en lo que resta del año para ubicarse ligeramente por encima del objetivo del 3% frente al 2.55% de la primera quincena de junio. Entre los riesgos para la inflación que citó el Banco Central al elevar la tasa de referencia a 4.25% están una mayor depreciación del peso y el alza en algunos productos agropecuarios.

Además de este efecto, aún falta todavía considerar los impactos indirectos de los mayores precios de la gasolina para las empresas. Enrique Guillén Mondragón, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), dijo que el aumento de la energía eléctrica “impacta de manera directa la operación del sector industrial”.

Sobre el aumento a la luz, anunció este domingo la Comisión Federal de Electricidad (CFE) significará un golpe más limitado porque está dirigido a las industrias, los comercios y los hogares con alto consumo eléctrico.

Esta alza, de entre 2% y 5% para la industria y de entre 5% y 7% para el sector comercial, se verá reflejado en el mediano plazo en la inflación en los costos para las empresas.