SUSCRÍBETE
AL BOLETÍN
circulo 

IMCP en desacuerdo por requisitos para dictaminadores fiscales

El presidente del IMCP indicó que este requisito no debería existir, porque en la normatividad internacional la parte de la educación inicial le corresponde a las universidades.Leobardo Brizuela, presidente del Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP), expresó su preocupación por los recientes cambios en la Miscelánea Fiscal 2016, los cuales obligarán a los contadores a tener un posgrado para ser dictaminadores fiscales.

El dictamen de misceláneo fiscal que aprobó la Cámara de Diputados propone requisitos adicionales para que los profesionistas contables puedan obtener su registro ante las autoridades fiscales.

Con la propuesta de reforma al artículo 52 del Código Fiscal de la Federación, se incorporaría como requisito contar con certificado o título de posgrado en materia de contribuciones para que un contador pueda dictaminar.

El presidente del IMPC indicó que este requisito no debería existir, porque en la normatividad internacional la parte de la educación inicial le corresponde a las universidades, además del día que se titula el profesionista, los colegios son los que deber cuidar de su desarrollo profesional.

“Si el contador realizó el posgrado hace 10 años, su conocimiento no está actualizado para realizar el dictamen”, expresó.

Brizuela lamentó la distancia que hay entre la autoridad fiscal y el gremio de contadores.

Recordó que Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena, anterior jefe del Servicio de Administración Tributaria (SAT), reconoció públicamente el “gran servicio” y “gran valor” que tenía el dictamen fiscal.

“Hizo público ese señalamiento de los grandes beneficios y actualmente es magistrado. Pero la nueva administración no ha percibido ese gran beneficio”, añadió, Brizuela explicó en las autoridades hay preocupación por la calidad de los servicios en algunas auditorías donde aparecieron diferencias.

Pero eso es normal, aseguró. “Como en cualquier situación, puedes encontrar a alguien que actúa excelentemente bien y a alguno que no actuó profesionalmente al 100%, pero eso no puede calificar a una profesión”.

Brizuela confió en que, “en algún momento”, las autoridades se convenzan de los beneficios que ofrece el gremio de los contadores.

“Cuando platico con autoridades que fueron gente responsable del tema del dictamen fiscal, también ven poco entendible este alejamiento, cuando lo único que tiene son beneficios para el contribuyente y para la autoridad”, resaltó..    

Por otra parte indicó como insuficientes los cambios fiscales que se esperan para el 2016 y la próxima Ley de Ingresos de la Federación (LIF).

Destacó que la deducción de automóviles es muy importante “porque en México uno de los nichos económicos es el sector automotriz, y al subir el tope de 130 a 175 mil pesos el mercado interno se puede activar.

También aseguró que otra propuesta importante fue elevar el límite de ingresos de las empresas para acceder a la deducción inmediata de las inversiones, que pasó de 50 a 100 millones de pesos.

Sin embargo, resaltó, sigue siendo poco: “100 millones es el límite más bajo de la mediana empresa y el límite más alto es de 250 millones. Entonces para que el beneficio sea para la mediana empresa, como dicen, deberían aumentarlo hasta 250 millones”.

El presidente del Instituto explicó que muchos temas importantes quedaron fuera, como el tema del IVA en alimentos, medicinas y en la frontera, y la deducción total de la nómina para eliminar el costo de contratar personal y apoyar la generación de empleo.

“Si no logramos la parte de deducción de nómina o los temas que alientan la contratación personal y el crecimiento de las empresas, tendremos un 2016 complicado para los contribuyentes”, dijo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *