SUSCRÍBETE
AL BOLETÍN
circulo 

JUICIO DE AMPARO NO PROCEDE PARA SUSPENDER ENVÍO DE CONTABILIDAD ELECTRÓNICA AL SAT

Emiten tesis de jurisprudencia en la que se establece que NO PROCEDE decretar la suspensión en el juicio de amparo contra los efectos del artículo 28, frac IV, del CFF.Conforme a lo establecido en las reformas al artículo 28 del CFF para 2014, a partir del 1 de Julio de este año los contribuyentes deberán ingresar de forma mensual su información contable a través de la página de internet del SAT (contabilidad electrónica) , de acuerdo con las reglas de carácter general que se emitan para tal efecto (artículo 28, fracción IV, del CFF).

Ante estas reglas de carácter general y conforme a las más recientes modificaciones de tal cumplimiento hasta marzo 2015, diversos contribuyentes han presentado juicios de amparo en contra de la misma.

En este sentido, el pasado 12 de agosto, el Consejo de la Judicatura Federal informó que, a esa fecha, se habían recibido 7 mil 746 demandas de amparo en contra de la obligación de enviar la contabilidad electrónica al SAT.

Sin embargo, el tribunal del pleno en materia administrativa del Primer Circuito, al resolver los recursos de queja 170/2014 y 185/214, emitió una tesis de jurisprudencia en la que se estableció que NO PROCEDE decretar la suspensión en el juicio de amparo contra los efectos y consecuencias del artículo 28, fracción IV, del CFF (obligación de enviar la contabilidad al SAT), al no colmarse el requisito referido en el artículo 128, fracción II de la Ley de Amparo (posibilidad de otorgar la suspensión cuando no se siga perjuicio al interés social ni se contravengan disposiciones de orden público).

De permitir a los contribuyentes, aun de modo provisional, omitir el envío mensual de su información contable, se contravendría el interés de la sociedad y se obstaculizaría el ejercicio de la facultad de revisión regulada por el numeral 4, fracción IX, del CFF.

Existen casos particulares en Nuevo León donde personas MORALES han ganado este amparo y lograrón obtener la suspensión provisional, por lo que no utilizarán el buzón electrónico ni enviarán su información contable vía electrónica en lo que se resuelve de fondo el amparo, mismo que puede durar de un año y medio hasta tres años.

Aunque el fallo de la SCJN fue muy positivo para los contribuyentes que promovieron el amparo en contra de estas obligaciones fiscales, este hecho NO IMPLICA una generalidad para mencionar que tanto personas físicas y morales podrán excluirse de esta disposición de carácter normativo en cualquier situación.