SUSCRÍBETE
AL BOLETÍN
circulo 

HACIENDA EMITE RESTRICCIÓN PARA LA DEDUCCIÓN DE AUTOMÓVILES Y GASTOS DE LOS MISMOS

Es una práctica fiscal indebida deducir la compra de automóviles cuando no son utilizados para las actividades propias del contribuyente.La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), a través del Servicio de Administración Tributaria (SAT), emitió un comunicado en el cual informa que no proceden las deducciones por la adquisición de automóviles cuando éstos no sean estrictamente indispensables para cumplir con el propósito de las actividades del contribuyente.

El órgano fiscal consideró como una práctica fiscal indebida la deducción de las compras de automóviles, así como los gastos de mantenimiento y los pagos de seguros correspondientes a dicho automóvil. De igual forma, la acreditación del Impuesto al Valor Agregado (IVA) pagado por dicha adquisición, cuando el automóvil haya sido otorgado en comodato o cualquier modalidad o a otra persona y no se utilice para realizar las actividades propias del contribuyente, explicó.

El SAT señaló que la Ley del Impuesto Sobre la Renta (ISR), así como la Ley del Impuesto al Valor Agregado (IVA) prevén que tanto la deducción de inversiones o la acreditación del IVA, según corresponda, debe cumplir, entre otros requisitos, con el ser estrictamente indispensable para los fines de la actividad del contribuyente.

En este sentido, el órgano fiscalizador recalcó que deberá entenderse como “estrictamente indispensables”, las inversiones que sean necesarias para alcanzar los fines de la actividad, sin las cuales el objeto del contribuyente se vería obstaculizado, al grado tal que se impediría la realización de su objeto social.